Cómo eliminar el acné

El acné, cuyo nombre completo es acné vulgaris, es una enfermedad de la piel causada por varios factores, desde la presencia de bacterias que ocasionan los brotes o granitos, hasta el desequilibrio hormonal propio de la adolescencia y la presencia continuada de niveles altos de estrés. Hay muchos más factores que tu dermatólogo te puede explicar, como la herencia genética y la contaminación ambiental.

Toma en cuenta que suele ser más de un factor combinado lo que ocasiona tu acné, y en el caso de que presentes brotes severos, lo mejor es ver a un médico especialista para recomendarte un tratamiento 100% efectivo.

Sin embargo, si tu acné es moderado y los brotes no se vuelven quistes a menudo (los granos que aumentan mucho de tamaño y se endurecen) hay varios remedios caseros que suelen ser muy efectivos para deshacerte del acné.

Pasos

  1. Comencemos por la limpieza de tu cara. Para evitar la propagación de las bacterias del acné, es necesario que te laves tu cara tanto por las mañanas como por las noches.
  • Usa un jabón dermatológico de pH neutro. Evita usar un jabón astringente a menos de que tu dermatólogo te lo recomiende, ya que no están formulados para todos los tipos de piel.
  • Usa una toalla nueva cada día para secar tu cara. No la frotes contra tu rostro; en lugar de eso debes secar dando pequeños golpecitos contra tu piel.
  • Cambiar la funda de tu almohada diariamente también ayuda a mantener las bacterias alejadas de tu cara.
  1. Una breve mención sobre los remedios que recomiendan cambiar tu dieta para consumir menos grasa: no funcionan. La grasa que comes en forma de chocolate, huevo, leche y otros alimentos no tiene nada que ver con la grasa que secreta tu rostro. Mientras comas saludablemente no debes atormentarte por las grasas. Simplemente, tener una dieta balanceada es muy importante para ayudar a que tu piel combata las bacterias que ocasionan el acné.
  • Consume suficientes verduras y frutas, en especial las que tienen vitamina E, B y C, ya que fortalecen todo tu sistema inmunológico.
  • Los antioxidantes y los flavonoides, como los que puedes encontrar en el té verde, las uvas, el vino tinto, las moras, las cerezas, el chocolate oscuro, las ciruelas, el brócoli y el rábano, ayudan a mejorar tu circulación sanguínea, y mejoran la regeneración celular, incluida la de tu piel.
  1. Ahora entremos al primer remedio casero que te recomendamos ampliamente: el aceite de árbol de té. Este aceite esencial es bien conocido por sus propiedades antisépticas y regenerativas, por lo que ayudará tanto a librarte de las bacterias que causan el acné como a aliviar la inflamación de los brotes.
  • Aplica esparciendo unas gotas por toda tu cara después de haberla lavado. Masajea muy suavemente usando la yema de un dedo para distribuir el aceite.
  1. Otro remedio que funciona muy bien para el acné moderado es una pasta de aceite de lavanda, ralladura de cáscara de naranja y hojas de fresa. Usa un mortero de cerámica o un aplanador de cocina para combinar lo más posible todos los ingredientes, y aplica con ellos una mascarilla ligera por todo tu rostro que puedes enjuagar con agua tibia después de 30 minutos.
  2. Veamos el siguiente remedio: gel casero de sábila (aloe vera) y albahaca.
  • Lo ideal es que puedas extraer tú mismo la pulpa transparente del interior de una hoja de sábila. Si no está dentro de tus posibilidades conseguirla, intenta comprar extracto de sábila o aloe vera en una tienda naturista.
  • Por otra parte, debes poner en una olla tapada 6 cucharadas de agua con 10 hojas frescas de albahaca. Pon la olla a fuego lento hasta que el agua se caliente, y deja hervir durante un par de minutos, bien tapada para que el vapor no escape y retenga las propiedades de la albahaca. Si tu olla no es hermética, revisa después de un minuto, porque el agua puede consumirse muy rápido.
  • Mezcla dos cucharadas de extracto de sábila con media cucharadita de tu solución concentrada de albahaca. Agrega más agua si aún sientes la mezcla muy espesa.
  • Aplica por todo tu rostro y permite que se absorba. No es necesario enjuagar.
  1. Si tienes una botella con aspersor o atomizador que te permita rociar un spray muy fino, pueda a rellenarla con una mezcla de agua tibia y vinagre de manzana a partes iguales.
  • Rocía sobre tu rostro después de lavarlo por las mañanas y por las noches. No debes aplicar más de lo necesario, ya que aunque el vinagre ayuda a mantener limpia tu piel y hace retroceder a las bacterias que causan el acné, usado en exceso causa irritación excesiva y agrava el problema.
  • Nuestro último remedio es una mezcla de un diente de ajo picado finamente, medio plátano, y una cucharada de miel.
  • Pon todos los ingredientes en un tazón y aplástalos con una cuchara o mortero para revolverlos lo más posible.
  • Aplica sobre todo tu rostro, masajeando con especial atención las áreas inflamadas. Deja actuar por 20 minutos antes de enjuagar con agua tibia.

Autor: Oscar Avila

Comparte este artículo en

Escribe un comentario

Tu email no se publicará.