Cómo besar con lengua

Un beso con lengua puede ser una de las experiencias más románticas que puedes tener en tu vida, pero también de las más naturales: en realidad no necesitas pensarlo mucho para hacerlo bien. Pero si es la primera vez que lo vas a probar, bueno, pues todos nos ponemos nerviosos ante lo que todavía no conocemos.

Así que estos consejos podrán ayudarte a que sientas completa confianza, y aprendas a relajarte; así, cuando llegue el momento, no tendrás que hacer nada más que disfrutarlo.

Aprende a besar con lengua
Pasos

  1. Un primer consejo es nunca dar un beso si te sientes tenso o presionado. Si sólo quieres dar el beso porque te parece que es lo “acostumbrado”, pero todavía no se ha dado el momento como para intentar eso con tu pareja, entonces no hay necesidad de forzar la situación.
  • El beso con lengua también se llama beso francés porque implica un alto grado de pasión y romance, y dicen por ahí que Francia es el país del amor. Pero por esta misma carga romántica del gesto de besar con lengua a tu pareja, es mejor que no lo intentes hasta que lleven ya cierto tiempo juntos y se sientan muy cómodos dándose besos en los labios. No hay un plazo exacto a partir del cual te podemos sugerir que ya es una buena idea intentarlo, porque para algunas parejas esto puede ocurrir después de dos semanas, mientras que para otras hará falta que pasen varios meses.
  • Lo importante es que tú sientas la suficiente cercanía emocional como para confiar plenamente en la otra persona. Si sabes que él o ella siente lo mismo por ti, es mucho más sencillo relajarte y poner atención a tus sentidos para que la misma situación te guíe. El beso no es más que la expresión de afecto o cercanía física entre dos personas, así que mientras estés convencido de buscar esa cercanía en ese momento, y tu pareja también lo esté, todo lo que necesitas es disfrutar de las sensaciones de sus labios al besarse, y explorar poco a poco nuevos movimientos hasta incorporar un contacto con la lengua.
  1. Algo clave antes de intentar besar a tu pareja usando algo más que los labios, es no lanzarte desde un inicio a querer introducir tu lengua en su boca. Tienes que comenzar con un beso normal, y tantear el terreno muy despacio para saber si a ella le interesa un beso apasionado en ese momento.
  2. Ir despacio también ayuda a hacer las cosas más excitantes para ambos, porque la calma para disfrutar de cada pequeño roce entre sus labios hace de toda la experiencia algo más seductor. Comienza por algunos besos con los labios cerrados, para después abrirlos poco a poco en cada nuevo beso. Puedes mirar de vez en cuando a tu pareja a los ojos, y sonreír como una manera de decir lo mucho que disfrutas incluso esos pequeños besos.
  3. Cuando los besos comiencen a entrelazar los labios por más tiempo, regresa a darle de vez en cuando un beso con los labios cerrados para jugar un poco con los movimientos. En una de estas oportunidades, aprovecha el movimiento de acercarte a sus labios cerrados para sacar la punta de tu lengua entre los tuyos, y rozar el centro de su labio superior en forma juguetona.
  4. Si tu pareja parece cómoda, repite la caricia del exterior de su labio usando tu lengua. Es una caricia muy sutil, recorriendo sólo una parte de su labio, pero muy despacio, para resaltar la sensualidad del contacto. Si ella responde abriendo sus labios ligeramente, vuelve a darle un beso con la boca abierta, y esta vez acaricia por dentro sus labios usando igualmente tu lengua.
  5. Ve despacio para que tu pareja responda acariciando también ligeramente tus labios con su lengua. Después de esto, intenta coordinar el momento en que ella estira ligeramente su lengua para rozarla con la punta de tu propia lengua, y establecer un juego de caricias acompañando los movimientos con los labios.
  6. En un principio experimentarán sólo con el extremo de sus lenguas, pero conforme vayan teniendo más confianza, pueden usar incluso hasta su parte media. Sin embargo, asegúrate de no empujar tú mismo la lengua dentro de la boca de tu pareja: el contacto se dará de manera natural cuando ambas lenguas se entrelacen, o cuando tu respondas a las caricias de su lengua succionando ligeramente con tus labios.
  7. No hay un estilo único para besar usando tu lengua, pero recuerda que se trata simplemente de caricias, igual que las que usarías para demostrar afecto con tus manos. Necesitas descubrir qué clases de caricias son las que prefiere tu pareja, y para eso es importante siempre prestar atención a sus reacciones en lugar de continuar besándola en forma impaciente. Intenta conectarte realmente con ella y ten confianza en que lo harás excelente.

Consejos

  • Procura recordar, justo antes de iniciar un beso apasionado, pasar un poco de saliva para que no haya un exceso de ella. Un beso debe ser húmedo, claro, pero demasiada saliva en el momento justo de comenzar el beso puede hacer que tu boca chorree un poco sobre el labio inferior de tu pareja, lo cual siempre es desagradable.
  • Tu aliento debe estar más fresco que de costumbre si planeas besar a alguien con la lengua. Para eso, cuida tu higiene bucal en forma diaria, y asegúrate de no haber comido ese día algún alimento de olor demasiado penetrante. Beber suficiente agua también ayuda a no cargar en tu boca residuos de los sabores de la comida, y, si te parece que tu aliento lo necesita, una menta o un poco de goma de mascar funcionarán bien, siempre y cuando las uses con una media hora de anticipación al beso, para no hacer demasiado evidente su propósito.

Autor: Oscar Avila

Comparte este artículo en

1 Comentario

Escribe un comentario

Tu email no se publicará.