Cómo comenzar un poema

Escribir un poema es como escribir cualquier otra cosa. Lo más importante es tener en cuenta que ninguna de las palabras que escribas es permanente hasta que tú decidas que lo sea. Así que no tienes por qué atorarte al comenzar un poema. Simplemente comienza a escribir, juega con las palabras e intenta comunicar un mensaje y un sentimiento. Eso es lo más importante de un poema.

Ten en cuenta que escribir un poema es un proceso creativo, lo que significa que no hay reglas rígidas o establecidas que tengas que seguir. Aquí sólo te sugerimos algunas cosas para que se te facilite comenzar un poema.

Pasos para comenzar un poema

  1. Hay muchas maneras de comenzar a escribir un poema. Considera utilizar tus recuerdos personales como material para escribir. También puedes utilizar algo que esté dando vueltas en tu mente. Cuanto más interés tengas en el tema, más fácil te será escribir sobre eso. Algunos le llaman a esto inspiración.

  2. Una vez que hayas decidido sobre qué escribir, procura expresar esos recuerdos o ideas de manera que transmitas un sentimiento. Por ejemplo: “Una vez me rompieron el corazón”. Intenta convertir esa idea en una frase que comunique un sentimiento, para lo cual deberás recurrir a tu pensamiento creativo.


  1. Escribe la idea en papel y comienza a jugar con ella. Por ejemplo: “Toda una ciudad está en llamas”. ¿Qué tal te suena “ciudades enteras están en llamas”? o quizá “ciudades enteras arden en un fuego apasionado”. Utiliza adjetivos descriptivos y verbos fuertes. De eso se trata la poesía, de comunicar algo que va más allá de un simple mensaje. Se trata de comunicar sentimientos a través de las palabras. Por lo tanto, si tu sentimiento es fuerte, te será más fácil plasmarlo en las palabras adecuadas.
  2. Una vez que hayas editado una frase de tu poema, continúa con el mismo tema o cámbialo levemente. Siguiendo con el ejemplo anterior, “Ciudades enteras arden en un fuego apasionado por la supervivencia. A medida que se consumen, arde también la esperanza de la humanidad; arde en llamas y se destruye…”.
  3. ¡Misión cumplida, ya comenzaste tu poema! Ahora deja volar tu imaginación y continúa escribiendo. Muchas veces lo que detiene a alguien para escribir un poema es simplemente comenzarlo.


Consejos

  • En el proceso de escribir poemas, tal vez te sea de utilidad el artículo analizar un poema. Estudia la estructura y forma de otros poemas para que tengas mejores bases para escribir los tuyos propios.
  • En la vida todo es cuestión de práctica, incluso tal vez la poesía. Practica, practica y practica. Tal vez haya un poeta en potencia dentro de ti.

Advertencias

  • Lamentablemente, la poesía no es para todo mundo, mucho menos cuando se trata de crearla. Al intentar escribir poesía es posible que ingreses a un espacio al que pocos entran. Te podrías sentir solo. Pero también podrías hacer contacto con algo que te podría cambiar para siempre.

Autor: Oscar Avila

Comparte este artículo en

Escribe un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *