Cómo vender seguros de vida

Si buscas una actividad en la que puedas ganar cantidades ilimitadas de dinero sin realizar grandes inversiones y sin tener que tener estudios académicos especializados, entonces la venta de seguros de vida es para ti.

La carrera de Agente de Seguros de Vida es muy redituable si estás dispuesto a aprender y a trabajar muy duro. La siguiente guía te ayudará a iniciarte en este negocio.

Pasos

  1. Reúne el dinero necesario para financiar los primeros cuatro meses del inicio de tu carrera en la venta de seguros. Normalmente, en el negocio de la venta de seguros de vida, no se te otorga un salario base ni prestaciones. Pero la buena noticia es que puedes ganar mucho más dinero que un empleado asalariado. Por lo tanto, necesitas tener un fondo de dinero para cubrir tus gastos por los primeros cuatro meses, un mes de capacitación y tres meses para el arranque de tu negocio.
  1. Tramita tu cédula o permiso para vender seguros de vida. Debido a que la venta de seguros de vida es una actividad profesional, necesitas un permiso de la misma manera que un médico necesita un permiso para atender pacientes. Es probable que tengas que tomar un curso, aprobar un examen y pagar una cuota para poder tener esta cédula. Acude a la oficina o comisión de seguros de tu localidad para mayor información.
  2. Haz un listado de personas a las que visitarás en la primera semana de trabajo. La columna vertebral del negocio de la venta de seguros de vida es la presentación de tu producto a la mayor cantidad de gente posible. Casi todo mundo puede ser un prospecto para venderle un seguro de vida. Sin embargo, con la finalidad de tener buenos resultados durante el arranque de tu carrera, tienes que hacer una selección de tus prospectos. Los mejores prospectos son las personas económicamente activas, con una edad entre 23 y 35 años, casados y con hijos pequeños. Las personas con estas características realmente necesitan tener una póliza de seguro de vida.
  3. Visita a todas las personas que tienes en tu listado y preséntales tu producto. La venta del seguro de vida está basada en tu capacidad de estimular las emociones de tu prospecto. Es decir, tienes que explicarle todas las dificultades económicas por las que su familia pasaría si él muriera, y tienes que hacerlo de una manera en que se preocupe por esta posible situación. Entonces le ofreces el instrumento financiero (seguro de vida) con el que eliminará este riesgo que está corriendo diariamente debido a la posibilidad de morir en cualquier momento. Si logras hacer que se involucre emocionalmente durante la presentación del producto y si tiene la capacidad de pagarlo, es casi un hecho que cerrarás una venta.
  4. Pide referidos. Los referidos son personas que tu prospecto te puede recomendar para que los visites y les ofrezcas tu producto. Tienes que pedir referidos independientemente de que hayas hecho la venta o no. Pídele al menos cinco referidos que tengan más o menos su perfil. Este paso es muy importante, ya que es la manera en que siempre tendrás gente a quien visitar para ofrecer tus servicios.
  5. Sé constante y construye tu cartera de clientes. Uno de los principales beneficios del negocio de la venta seguros de vida, es el efecto acumulativo de las comisiones. Es decir, tu cliente paga el seguro, la compañía te paga a ti una comisión, el siguiente año el cliente vuelve a pagar y la compañía te vuelve a pagar otra comisión más las comisiones de las ventas nuevas y de esta manera tu ingreso crece. Esto depende del esquema de comisiones de la compañía para la que trabajes, pero casi todas trabajan de esta manera.

Consejos

  • Al pedir referidos pregúntale a tu cliente si puedes mencionar a los prospectos que él te proporcionó la información.
  • Ten en cuenta que no todas tus ventas serán aceptadas por la compañía de seguros. Tu prospecto tiene que tener buena salud para que la compañía lo acepte como asegurado.
  • Complementa la venta de seguros de vida con la venta de seguros de otro tipo como los seguros de autos y gastos médicos.
  • Con la práctica podrás realizar una estadística con la que podrás determinar cuántas presentaciones tienes que hacer para cerrar una venta. De esta manera podrás medir tu desempeño.
  • Contrata un buen contador para que te ayude a cumplir con todas tus obligaciones fiscales.
  • Cuando tengas tu cédula como agente profesional de seguros, tendrás solamente la base del conocimiento de seguros. Acércate a las compañías de seguros para que conozcas sus productos y determines la rama de seguros que más te convenga y te guste manejar.
  • Procura asistir a la mayor cantidad de eventos sociales posibles, esto te ayudará a ampliar tu cartera de clientes.
  • La legislación en materia de seguros es bastante completa, sin embargo procura tener conocimiento en materia de lo civil, esta parte de la ley habla de las obligaciones que tenemos para con nuestra familia tanto ascendente como descendente.
  • Puedes ver un conjunto de videos en los que se explica cómo vender seguros de vida AQUÍ.

Advertencias

  • Trata de hacer ventas sólidas, ya que si el cliente cancela su póliza, la compañía de seguros podría exigirte la devolución de la comisión que te pagó por esa venta.
  • Nunca des a la compañía de seguros datos falsos de tus clientes con la finalidad de que su póliza sea aceptada. Esto implica un delito y podrías ir a la cárcel por eso.
  • No es recomendable trabajar con muchas compañías de seguros debido a que la gran mayoría te pide una cuota mínima de venta de sus productos para que estés registrado como agente autorizado por dicha compañía.

Autor: Oscar Avila

Comparte este artículo en

Escribe un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *