Cómo curar una tiña en la ingle

Si haces ejercicio, o vives en un lugar con un clima muy cálido, quizá no es la primera vez que te enfrentas a una irritación de la piel por la presencia de algún hongo en ella. Desde el famoso pie de atleta hasta la tiña en la ingle, pasando por la urticaria severa en las axilas, todo nuestro cuerpo está expuesto a padecer una infección fúngica de la piel, conocida comúnmente como tiña.

Uno de los casos más molestos, que produce mucha comezón y vergüenza ante la necesidad de rascarse en público, es la tiña en la ingle. Por suerte, hay muchas maneras en las que puedes hacerla desaparecer en forma permanente de tu cuerpo.

Pasos

  1. Para muchas personas, lo que mejor funciona es el vinagre de manzana. Por las mañanas, métete a bañar con una media taza de vinagre, y cuando hayas terminado el aseo usual de tu cuerpo con jabón, haz un enjuague final en la zona de la ingle esparciendo el vinagre con las manos. Asegúrate de que el vinagre recorre no sólo la piel afectada, sino toda el área que le rodea y puede estar infectada aunque no presente síntomas. Por las noches, aplica de nuevo un poco de vinagre usando una bola o almohadilla de algodón. Después de 1 o 2 semanas la tiña desaparecerá si es que este remedio funcionó para ti, pero debes seguir aplicando vinagre por el doble de ese tiempo para evitar que regrese.

  2. Una pasta casera de cebolla y miel es lo que ha funcionado mejor para otros casos. Todo lo que tienes que hacer es moler un cuarto de cebolla con una o dos cucharadas de miel. Aplica la pasta en la ingle y toda el área alrededor de ella. Deja que actúe durante 20 minutos antes de enjuagar con agua tibia. Preferentemente debes usar también este remedio tanto por las mañanas como por las noches, por varias semanas, y continuar con su aplicación durante otro tiempo después de que la infección haya desaparecido.
  • Su ventaja principal es que además de combatir al hongo reconforta y humecta tu piel, así que puedes usarlo varias veces al día, y la regeneración del área afectada es más rápida que con otros métodos. Si puedes conseguir jabón hecho a partir de este aceite en la ciudad en donde vives, te recomendamos probarlo para complementar el tratamiento.


  1. Si has probado con cremas para pie de atleta con Ketoconazol o Clotrimazol, como único ingrediente activo, sin que este medicamento llegara a desaparecer el problema por completo, quizá aún quieras probar con una crema más efectiva, la cual se comercializa en muchos países con el nombre de Lamisil, y que contiene Terbinafina.Lamisil para los hongos
  2. En casos severos, deberás consultar a tu médico, ya que a veces es necesario eliminar los hongos más persistentes recurriendo a medicamentos antimicóticos en suspensión oral, como Fluconazol en polvo.
  1. El baño diario, y el uso de jabón antibacterial para dedicar especial atención al área inguinal y genital, son medidas preventivas que usadas en forma permanente te ayudarán a evitar que experimentes de nuevo un problema así.

Autor: Oscar Avila

Comparte este artículo en

Escribe un comentario

Tu email no se publicará.