Cómo decorar la cocina

Para decorar tu cocina no hace falta comprar nuevos muebles, ni cambiar los azulejos del piso, ni tirar paredes para abrir ventanas, y mucho menos gastar dinero de más cuando puedes hacer mucho con creatividad en lugar de despilfarro. Puedes hacer que tu cocina se vea moderna, luminosa, cálida, elegante o renovada, de acuerdo al toque de estilo que quieras darle, y para lograrlo no hace falta tirar la casa por la ventana.

[the_ad id=”9851″]

Por eso recopilamos para ti algunas ideas atractivas de decoración, desde pequeños detalles que puedes conseguir rápido y sin mucho esfuerzo, hasta toques sofisticados de diseño interior para los que necesitarás más tiempo y habilidad manual.

Decorar la cocina

Foto de Susan Serra, CKD con licencia CC BY-SA 2.0.

Pasos

  1. Si tu cocina tiene un diseño moderno y elegante, entonces tus opciones se limitan un poco, porque el acabado de todos los objetos decorativos debe ser profesional, en lugar de rústico o alegre. Pero igual hay varias cosas que puedes hacer, tanto a partir de estas ideas como algunas otras que vengan a tu cabeza (y si en los apartados siguientes del artículo encuentras una idea que también funciona para tu cocina, no dudes en implementarla; sólo tú sabes lo que puede funcionar en el ambiente que quieres crear para tu cocina, y a veces pequeños toques campiranos como canastas de mimbre pueden combinar con repisas de acero inoxidable).

[the_ad id=”9854″]

  • Si tienes negro en los gabinetes o en la mesa de tu cocina, hazle juego con una repisa suspendida a la mitad de la pared. En las cocinas una repisa contrastante con la pared blanca suele funcionar mejor que un cuadro (algunos carteles de diseño gráfico pueden verse, pero los bodegones la verdad es que están un poco fuera de contexto para las cocinas contemporáneas).
  • Si tienes azulejos blancos en alguna pared, prueba a decorarlos con estampas de grabados negros o azul oscuro en plástico. Así es, en las tiendas de diseño puedes comprar plantillas de grabados, imitación de talavera, y otros recuadros decorativos para diferentes tipos de azulejos, con materiales y pegamento de muy buena calidad. Con ellos puedes añadir profundidad y contraste a una pared de azulejos en tu cocina.
  • Si tienes muebles de cocina en acabado pulido y de algún color brillante, como un verde claro, prueba a comprar un juego de tazones y utensilios del mismo color y acabado. Así, puedes iluminar toda una pared si montas un repisa para colocar encima tu serie de platos y utensilios que se convierten en decoraciones.

    Cocina moderna con color verde claro

    Foto de Susan Serra, CKD con licencia CC BY-SA2.0.

  • ¿Tienes una lámpara muy bonita como centro de mesa en la planta alta, pero nadie la ve? Dale un toque diferente a tu cocina y combina calidez y elegancia instalando esa lámpara en una mesa o sobre una barra de granito o formaica.

    Lámpara en la cocina

    Foto de Donald Lee Pardue con licencia CC BY 2.0.

  • Si tu desayunador es negro o blanco, y tienes otros muebles en esos tonos, puedes agregar algunos adornos o lámparas con colores vivos, como el naranja, para que hagan contraste. Ten en cuenta que las cocinas elegantes se ven mejor con pocos objetos en ellas, pero de colores que salten a la vista.

    Cocina sobria con elementos de colores brillantes

    Foto de Manuel FERRANTE con licencia CC BY-SA 2.0.

  1. Una cocina de estilo rústico, campestre, más relajado y haciendo a un lado la etiqueta, puede darte muchas más posibilidades para redecorar con soluciones hechas en casa.
  • Si el piso de tu cocina sólo tiene losa o azulejos de un mismo color, compra pintura especial para esa superficie, y dale un toque de movimiento trazando un patrón de rombos o diagonales. Baja una plantilla que te guste de internet, y cópiala a escala marcando las líneas a trazar con masking tape o cinta de enmascarar para asegurarte de que pintas sólo sobre las franjas correctas (si te sientes inseguro pintando, contrata a un pintor de obras de albañilería, que te cobrará muy poco por hacerlo).

[the_ad id=”9857″]

  • Cuelga tus cacerolas del techo. No sólo los chefs profesionales tienen el derecho de hacerlo. Simplemente manda a hacer con un carpintero local un rack o armazón de madera con tramos horizontales para poder colgar de ahí toda tu colección de ollas y sartenes. No sólo añadirás alegría a tu cocina sino que ahorrarás espacio (y es más fácil descolgar un sartén del techo que buscarlo en las profundidades de un gabinete).

    Cacerolas colgando del techo

    Foto de Patrick Byrne con licencia CC BY-SA 2.0.

  • Toma tus viejas sillas de madera y píntalas de un amarillo alegre. Es increíble lo bien que se ve un toque amarillo en las cocinas. De nuevo, si no eres muy bueno con los trabajos manuales, un carpintero o ebanista local puede pintar las sillas por ti.

    Cocina con decoración alegre

    Foto de PoshSurfside.com con licencia CC BY-SA 2.0.

  • Compra utensilios locos, o píntalos tú mismo. Un cuelga-toallas en forma de bañista puede hacer reír a cualquiera, pero si no venden objetos muy creativos en las tiendas de tu región, haz pequeñas decoraciones tú mismo: pinta de colores tus tarros de condimentos, o dibuja pequeñas caritas en el bote para salsa de tomate (a tus hijos les encantará).

    Decora con toallas de colores alegres

    Foto de Wicker Paradise con licencia CC BY 2.0.

  • Intenta pintar una sola de las paredes de tu cocina. Por lo general, una que esté atrás del lavaplatos o de la estufa. En lugar de pintura puedes instalar azulejos, o un decorado en madera. Sé creativo y con invertir en sólo una de las paredes puedes cambiar el aspecto de toda tu cocina.

Autor: Oscar Avila

Comparte este artículo en

Escribe un comentario

Tu email no se publicará.