Cómo defender a tu novia

Debes estar preparado y dispuesto a defender a tu novia cuando su honor o seguridad esté bajo amenaza. Debes saber muy bien cuándo contenerte y tratar de calmar la situación y cuándo actuar. Cuando la situación amerita que actúes, necesitas saber estrategias para actuar de la manera más segura y efectiva.

Este artículo hace énfasis en tratar lo más posible de evitar una pelea y en la importancia de saber diferenciar entre una amenaza real y el sentimiento irracional provocado por los celos.Cómo defender a tu novia

Pasos para defender a tu novia

  1. Mantén la calma. Antes que nada debes tratar de mantener la calma. Tu temperamento puede estallar en el momento en que alguien le falta al respeto a tu novia; pero si actúas visceralmente, corres el riesgo de empeorar las cosas.
  • Ten consciencia de los factores internos y externos que podrían estar influyendo en tu manera de juzgar las cosas. Por ejemplo, si estás en un bar cuando ocurre el incidente, pregúntate si has bebido mucho alcohol y si eso pudiera estar afectando tu juicio.
  • Aun cuando tu enojo esté justificado, es importante mantener la calma lo más posible. Es mucho más fácil evitar un incidente violento si al menos una de las personas involucradas (tú) mantiene la calma.


  1. Analiza bien la situación. Asegúrate de estar viendo lo que crees que está ocurriendo. Hay veces en que lo que ocurre es muy obvio. Sin embargo, en otros casos podrías estar malinterpretando las cosas y tal vez nadie le está faltando al respeto a tu novia.
  • Por ejemplo, un chico podría estar tratando de ligarse a tu novia sin saber que ella tiene novio. Tu chica podría estar hablando de manera muy íntima con un chico sin que tú sepas que él es su hermano o algún otro familiar. En este tipo de casos, si haces algo en contra de esa persona, sería un error muy grande.
  1. Confía en tu novia. Tienes que confiar en tu novia en dos asuntos separados pero relacionados: confía en que ella te es fiel y confía en que ella puede cuidarse sola de los incidentes menores que le pudieran suceder.
  • Si tu novia está hablando con un hombre y él le está coqueteando, eso no significa que ella lo vaya a aceptar. Ella podría estar tratando de rechazarlo sin herir sus sentimientos. Trata de confiar en que ella te es fiel, a menos que tengas una razón concreta para creer lo contrario.
  • Por otro lado, si tienes razones concretas para dudar de la fidelidad de tu novia, analiza si tu relación con ella es algo que valga la pena mantener. Si tienes que pelear para mantenerla a tu lado, tal vez no valga la pena.
  • Tu novia puede manejar por sí sola incidentes menores en los que le falten al respeto sin necesidad de que tú intervengas. Además, es muy probable que haya tenido que manejar situaciones así antes de conocerte. Así que ella sabe muy bien cómo manejar eso. Cuando un hombre le falta al respeto a una mujer, es muy poco probable que lo haga de forma violenta, por lo que dejarla a ella que maneje la situación es una buena forma de prevenir que las cosas se pongan violentas.


  1. Analiza tus motivos. Pregúntate por qué sientes el deseo de intervenir en defensa de tu novia. Si realmente hay una amenaza al honor o seguridad de tu novia, entonces es algo que debes hacer. Pero si lo que sientes es un impulso por “marcar tu territorio”, tal vez estás actuando impulsado por los celos, más que por una amenaza real.
  • Los celos son un conjunto de emociones que afecta casi a cualquier persona, tanto hombres como mujeres. Los celos pueden desencadenar reacciones violentas y destructivas, por lo que es mejor evitar actuar bajo los impulsos de esta emoción.
  • Si no estás seguro si te sientes impulsado por los celos, pregúntate qué parte de esta situación es la que te molesta. Si te sientes ofendido personalmente, es muy probable que lo que estés sintiendo sea celos. Si lo que te preocupa es la integridad de tu física o moral de tu novia, entonces tus motivos para molestarte son legítimos.
  1. Procura ignorar el primer incidente. Es mejor ignorar el primer incidente en el que alguien le falte el respeto a tu novia, a menos que sea algo en realidad muy grave. Hazle a tu novia algún comentario para que se tranquilice y que sepa que estás a su lado para protegerla, pero no es bueno que confrontes a esa persona a la primera.
  • Por ejemplo, si alguien le dice algo ofensivo a tu novia, lo mejor es que no confrontes a esa persona. Hazle saber a tu novia que desapruebas esa acción y que harás algo al respecto si continúa, pero no actúes a la primera.
  • Por otro lado, si alguien trata de agarrar, golpear o agredir de cualquier forma física a tu novia, debes intervenir inmediatamente aunque sea la primera vez que sucede.
  1. Defiende a tu novia si la agresión continúa. Si el agresor continúa molestando a tu novia, ya sea física o verbalmente, ha demostrado que no dejará de molestar hasta que alguien lo obligue a detenerse. En este punto, defender a tu novia es justificable y debes hacerlo.
  2. Párate en medio de tu novia y el agresor. Al hacer esto, el agresor dejará de tener acceso a tu novia para seguirla molestando y le estarás dando el mensaje de que estás dispuesto a defenderla. De hecho, estás tomando una posición de combate sin agredirlo todavía. Mantén contacto visual con el agresor con una actitud firme, pero manteniendo la calma.

    Párate en medio de tu novia y el agresor

    Licencia: Uso Razonable .

  3. Pelea. Nunca es buena idea llegar a pelear con el agresor y ojalá que nunca tengas que poner en práctica este paso; pero si él decide tirar el primer puñetazo, tienes que defenderte.

    Pelea

    Pelea

  • Si pruebas que actuaste en defensa propia, no tienes por qué meterte en problemas legales (al menos si vives en un país civilizado), siempre y cuando actúes hasta donde sea necesario. Si un sólo puñetazo es suficiente para detener la agresión, debes detenerte ahí en vez de continuar peleando.
  1. No tengas miedo. Si lamentablemente la situación llegó al punto de la agresión física, debes pelear. Puedes tener la mente tranquila porque lo estás haciendo por una causa justa. Y siempre que tengas que pelear por una causa justa, aunque no sea una situación relacionada con tu novia, debes pelear.

    No tengas medo

    No tengas miedo

Consejos

  • Aprende algún tipo de defensa personal para que estés preparado por si te ves forzado a pelear.
  • Difícilmente la situación llegaría a la violencia física. Por lo general el problema se acaba en el paso 7. No provoques que llegue a los golpes. Que no seas tú el que provoque eso.

Autor: Oscar Avila

Comparte este artículo en

Escribe un comentario

Tu email no se publicará.