Cómo dejar de usar la metadona

La metadona es una droga opioide muy poderosa. En un principio se promocionaba como “Dolofina” y se utilizaba como analgésico (medicamento para combatir el dolor). Actualmente se utiliza principalmente por los médicos para ayudar a los pacientes a dejar la dependencia a la heroína. Si bien es útil para tratar esa transición, la poderosa naturaleza de esta droga a menudo provoca la adicción a ella misma. Para dejar de usar la metadona es necesario hacerlo poco a poco para minimizar los efectos secundarios.

Nota: Para dejar de usar la metadona es necesaria la supervisión médica. Este artículo se ofrece como una guía y no pretende sustituir la ayuda profesional médica.

Cómo dejar de usar la metadona

Foto de John Kelly con licencia CC BY 2.0.

Reduce las dosis gradualmente

  1. Habla con un profesional de la salud acerca del retiro gradual. Suspender la metadona puede ser peligroso y solo debe ser aconsejado por un médico debidamente calificado. La mayoría encuentran que la abstinencia a la metadona dura mucho tiempo, a menos que el usuario sólo estuviera usándola unos meses.
  • El tratamiento de la adicción a la metadona se puede realizar como un procedimiento ambulatorio si no quieres ser hospitalizado. Con visitas diarias a una instalación autorizada, los adictos a la metadona por lo general pueden librarse de su hábito en una semana, tiempo durante el cual sus cuerpos quedarán libres de la droga.


  1. No trates de suspenderla solo, sin ayuda médica. La suspensión del consumo de metadona, como la abstinencia a cualquier opiáceo, se presenta con un conjunto único de circunstancias dolorosas y potencialmente traumáticas. Los síntomas del síndrome de abstinencia sin asistencia médica son:
  • Insomnio
  • Cólicos abdominales
  • Diarrea
  • Náusea y vómito
  • Dolor agudo
  1. Reduce la dosis lentamente. Si estás utilizando metadona, considera reducir la dosis gradualmente a 30 mg. Luego cambia a Subutex/Suboxone (buprenorfina); estabilízate con ellas por un rato y luego, poco a poco, disminuye la subutex.
  2. Toma en consideración que la idea de suspender los opiáceos (metadona, Subutex) a largo plazo requiere planificación. Tienes más probabilidades de tener éxito con una reducción planeada de manera consciente a largo plazo. Retirar la metadona impulsivamente a 20 mg o 6 mg de subutex puede causar miseria extrema e innecesaria y presenta un mayor riesgo de recaída.
  3. Procura unirte a un grupo de apoyo. Existen grupos de apoyo, como Narconon, el cual ayuda para la rehabilitación del abuso de drogas.
  • No te obligues a pasar por el dolor de la abstinencia a la metadona sin ayuda.
  1. Por último, ¡convéncete de que puedes hacerlo! No importa tu edad, tu cerebro es flexible. Del mismo modo que se adapta al uso de opiáceos y a la necesidad de los opiáceos, se ajusta también a la falta de opiáceos, mejorando su función. Busca orientación y asesoramiento una vez que te hayas recuperado de los efectos secundarios físicos de la desintoxicación. La recuperación psicológica y emocional puede tomar mucho más tiempo que la recuperación física, y es absolutamente esencial para evitar recaídas.


Otras estrategias para dejar la metadona

  1. Considera el uso de clonidina. La clonidina es un medicamento no opioide, el cual no es adictivo y que también se usa para tratar la hipertensión. El tratamiento con clonidina puede ser muy eficaz para los pacientes que buscan para combatir la abstinencia de metadona.
  • La clonidina es útil para algunos, especialmente para los que tienen síndrome de piernas inquietas, ansiedad y escalofríos. Generalmente, los médicos recomiendan tomar una pequeña dosis de clonidina por la noche para ayudar a los pacientes a dormir.
  • Habla con tu doctor sobre la clonidina y su interacción con la metadona. Los pacientes que toman la clonidina mientras están tomando las dosis normales de metadona pueden experimentar resequedad de boca, somnolencia y fatiga.
  1. Considera la posibilidad de usar Suboxone para uso a corto plazo. La suboxone es una mezcla de buprenorfina y naloxona, un opiáceo y un bloqueador opiáceo respectivamente. Se estima por algunos que el suboxone es aproximadamente 20 a 40 veces más potente que la morfina, por lo que es un fármaco eficaz si se usa con prudencia para dejar la metadona, pero es una droga devastadora si se usa por sí sola.
  • Los pacientes que suspenden la metadona por sí mismos que utilizan Suboxone durante un período corto de tiempo – 20 a 25 días es a menudo el objetivo de duración, se estrecha a medida que pasan los días – puede casi instantáneamente estabilizar sus vidas. Esto hace que el dolor físico de retirada sea más soportable.
  • Los pacientes que abusan del Suboxone pueden ocasionar adaptaciones anormales de los receptores opiáceos y otros receptores cerebrales. La adicción al Suboxone entonces puede producir desanclaje emocional, pérdida de cabello y la líbido y respuestas anormales al estrés.

Consejos

  • Los pacientes con metadona pueden necesitar más tiempo con la buprenorfina con el fin de tratar el síndrome de retiro permanente prolongado asociado con la metadona.
  • Para los individuos más motivados pueden cambiar su dosis cada 12 horas. De esta manera puedes disminuir la dosis con mayor precisión y rapidez. Además, esto permitirá a la persona una dosis de “rescate” si lo hacen demasiado rápido o tienen alguna crisis inesperada.
  • Una alternativa es tomar durante mucho tiempo (de 2 a 3 años) pequeñas dosis frecuentes de 1 miligramo o menos. Si se hace lo suficientemente lento, los síntomas de abstinencia no suceden. Una regla de oro es de 1 mg cada día (200/intensidad de la dosis en mg). Es decir, a 100 mg por día, disminuye 1 mg cada 2 días; menos 70 mg, cada 3 días; en 50 mg cada 4 días (Haz el cálculo en cada nivel de dosis).
  • Buprenorfina es el nombre genérico para Subutex. El suboxone es similar y tiene el mismo efecto. El medicamento se clasifica como un “agonista opiáceo parcial”. En otras palabras, es una especie mitad opiáceo, el cual puede ser sustituido por un narcótico para permitir una desintoxicación general notablemente tolerable. El proceso generalmente toma 14 días como paciente externo, pero puede acortarse o extenderse a 21 días para satisfacer las necesidades del paciente.
  • Por debajo de aproximadamente 10 mg, disminuye 0,5 mg cada dos semanas, por debajo de 5 mg, disminuye 0,25 mg quincenal
  • El suboxone elimina el deseo e imita un analgésico o a la metadona para que se pueda suspender más fácil y rápidamente que la suspensión gradual. En tan sólo 21 días una persona puede estar limpia de los efectos.

Advertencias

  • Nunca uses metadona menos que no haya otra opción. Puede ser una pesadilla suspenderla.
  • ¡No intentes hacerlo sin supervisión médica!

Author: Oscar Avila

Share This Post On

Submit a Comment

Your email address will not be published. Required fields are marked *