Cómo detectar una hernia escrotal

Si te preocupa la posibilidad de tener una hernia escrotal (o si te preocupa que alguien más la tenga) es importante que confirmes o descartes oficialmente esa sospecha. Aunque las hernias escrotales son tratables y por lo general no son una gran amenaza, sin el tratamiento correspondiente se pueden presentar complicaciones. Aquí te decimos cómo detectar una hernia escrotal y qué hacer al respecto de manera que te puedas recuperar lo más pronto posible.

Conoce lo que es una hernia escrotal

  1. Infórmate acerca de las hernias.Un primer paso importante para poder detectar una hernia escrotal es que te familiarices con la naturaleza de las hernias.
  • Una hernia ocurre cuando una pequeña porción del intestino hace presión a través de los músculos que lo rodean y genera una protuberancia por debajo de la piel.
  1. Determina si existe la posibilidad de tener una hernia inguinal.Una hernia escrotal es, de hecho, un tipo de hernia inguinal.
  • El término hernia inguinal se usa para referirse a cualquier hernia que produce un abultamiento a través delcanal inguinal. Este canal es una abertura de los músculos abdominales hacia la zona de la ingle. Existen dos tipos de hernia inguinal:directa e indirecta.
  • La hernia inguinaldirecta ocurre cuando se debilita una región de los músculos abdominales inferiores.
  • La hernia inguinalindirecta es el resultado de un defecto de nacimiento, en el cual el canal inguinal no logra cerrarse antes del nacimiento.
  1. Limita tu sospecha de una hernia escrotal.Una hernia escrotal es una hernia inguinal que ha continuado protruyendo a través del canal inguinal hacia la zona del escroto. La hernia inguinal se presenta en hombres y mujeres, mientras que la hernia escrotal sólo la padecen hombres.


Diagnóstico de una hernia escrotal

  1. Determina la presencia de síntomas visibles.El principal síntoma de la hernia escrotal es una protuberancia visible en el área de la ingle.
  • Una hernia inguinal puede extenderse hacia el escroto y causar agrandamiento. Fíjate si existe algún bulto en la ingle o el escroto.
  • Algunas hernias escrotales sólo se presentan cuando el cuerpo está bajo estrés, esto hace que la protuberancia disminuya cuando el cuerpo se encuentra en reposo.
  1. Evalúa los síntomas físicos.Los síntomas más comunes son dolor, ardor y “sensación de pesadez” en la ingle.
  2. Visita a tu médico.Ya sea que tengas una hernia escrotal o no, tener un bulto o dolor en el abdomen es, sin duda, motivo suficiente para realizarse una revisión.
  • Diagnosticar una hernia escrotal no es muy difícil y tu médico podrá decirte lo que debes hacer.
  • Tu médico te preguntará acerca de los síntomas y te revisará la ingle y la zona del escroto en busca de algún bulto. Quizás te pida que tosas para hacer la hernia más perceptible.


Tratamiento

  1. Sigue las indicaciones de tu médico.Existen varias opciones de tratamiento para hernias escrotales e inguinales. Tu médico te recomendará seguir alguno de los siguientes cursos de acción.
  2. Vigila de cerca la hernia y evita actividades físicas extremas.Las hernias escrotales más pequeñas pueden sanar por sí mismas si se les da la oportunidad.
  3. Busca tratamiento quirúrgico.Usualmente, la forma de tratar una hernia inguinal es mediante cirugía. Existen dos tipos de cirugía para hernia inguinal:
  • Reparación abierta: durante la reparación abierta, se realiza una incisión a través de la cual el cirujano posiciona la hernia nuevamente dentro del abdomen. Luego, la pared abdominal se cierra con puntos de sutura.
  • Laparoscopía: en esta cirugía, se realizan pequeñas incisiones a través de las cuales el médico trabaja usando una sonda delgada y una pequeña cámara. El objetivo es el mismo, regresar la hernia a su posición original en el abdomen y cerrar la abertura por la que salió.

Recuperación

  1. Evita actividades extenuantes.Puedes prevenir la recurrencia de una hernia evitando realizar esfuerzos físicos. Otros métodos de prevención son explicados en la siguiente sección.
  2. Asiste a todas tus citas médicas.Incluso si te estás recuperando perfectamente, sigue acudiendo a todas las citas que programe tu doctor. Estos controles son realizados por una buena razón y son importantes para asegurar una recuperación adecuada.
  3. Cumple con el tiempo de recuperación.Tu médico te indicará cuál es el tiempo aproximado de recuperación. Generalmente, recuperarse de una cirugía de hernia inguinal toma entre dos y seis semanas.
  4. Sigue todas las indicaciones de tu doctor.

Prevención

  1. Aprende a levantar objetos pesados adecuadamente.Aprender a levantar y respirar correctamente mientras levantas pesas u otros objetos pesados puede ayudarte a evitar una hernia.
  2. Mantén un peso corporal saludable.El aumento de peso y la obesidad incrementan el riesgo de todo tipo de hernias.
  3. Evita hacer mucho esfuerzo al ir al baño.Este tipo de esfuerzo es similar al realizado durante el levantamiento de objetos pesados y podría resultar en una hernia.
  • Si tienes problemas para ir al baño o estás estreñido, busca el tratamiento adecuado en lugar de forzarte demasiado al evacuar.
  1. Evita toser durante largos periodos de tiempo.Esto tiene relación con tratar adecuadamente la enfermedad, descansar lo suficiente y visitar regularmente al doctor para realizarte controles médicos.

Consejos

  • No te preocupes demasiado si tienes una hernia escrotal; sin embargo, debes consultar a tu médico y seguir el tratamiento adecuado.
  • Si experimentas dolor agudo y repentino en la ingle mientras te ejercitas, es posible que tengas una hernia escrotal avanzando y retrocediendo por la abertura del abdomen.
  • No descartes una hernia sólo por no sentir dolor. Las hernias escrotales también pueden ser indoloras.
  • Recuerda que no debes levantar objetos pesados o hacer deporte hasta que no estés completamente recuperado.

Advertencias

  • Si las hernias escrotales no son tratadas adecuadamente, podría presentarse estrangulamiento y obstrucción intestinal.
  • Si tienes antecedentes de hernias, es de especial importancia que tomes en cuenta los métodos de prevención ya mencionados.

Autor: Oscar Avila

Comparte este artículo en

Escribe un comentario

Tu email no se publicará.