Cómo eliminar el mal olor de las axilas

El mal olor corporal nos preocupa a todos, especialmente cuando estamos en la temporada más cálida del año. Aunque sudar es perfectamente normal, hay varios factores por los que nuestro sudor puede tener un aroma más desagradable que el del resto de las personas, o bien simplemente ser más abundante en ciertas zonas muy notorias, como las axilas.

Si te interesa eliminar el mal olor de las axilas, sigue esta guía desde los consejos generales de higiene hasta los diferentes métodos para combatir el sudor abundante o de olor muy desagradable. Verás los resultados de inmediato.

Pasos

  1. Comienza por plantearte un baño dos veces al día si vives en un país muy caluroso, o si es un verano muy agobiante.

    Cómo eliminar el mal olor de las axilas

    Cómo eliminar el mal olor de las axilas

  • Las bacterias que se forman en los restos de sudor en nuestra piel después de que se seca, así como las células muertas que acumulamos en la epidermis durante el día, son el campo de cultivo perfecto para bacterias corporales que causan mal olor. Un baño frecuente puede ponerles fin sin tener que tomarte más molestias.
  • Un buen consejo es usar un jabón herbal, o antibacterial, ya que es más efectivo que un jabón aromático comercial.
  • También puedes meter un vaso pequeño con miel a la ducha, y después de tu aseo de rutina embadurna ambas axilas con miel, deja que penetre en la piel unos 30 segundos y enjuaga enseguida.


  1. Lava tu ropa con agua caliente para eliminar olores antiguos. La ropa de ejercicio, en especial, puede seguir llevando aromas desagradables a tu piel limpia. Pueda a agregar dos cucharadas de bórax o de polvo para hornear al agua que uses para lavarla.
  1. Siempre que puedas, elige prendas de algodón. La seda, el lino, y las telas sintéticas como el poliéster reducen la ventilación de tus axilas, aumentando la velocidad con la que llega el mal olor.
  • Cuando tu camisa o blusa se preste para ello, intenta usar una playera interior de algodón delgado. Esto es muy útil si la tela de la prenda exterior te hace sudar cuando entra en contacto directo con la piel.


  1. Vigila tu alimentación y salud en general. Si estás en buena forma, sudarás un poco menos, lo mismo si duermes suficientes horas al día. Pero lo verdaderamente importante es lo que comes: el exceso de grasas y carnes rojas causa un olor corporal marcado. Para que tu sudor pase desapercibido, una dieta con muchos vegetales y frutas te será de ayuda.
  • Si tomas por las mañanas un vaso de jugo de naranja con pasto de trigo (pasto agropiro), tu olor corporal puede mejorar notablemente.
  • El jugo de zanahoria con rábano también ayuda mucho.
  1. El primer remedio casero que te recomendamos no se aplica directamente sobre tu piel, sino sobre tu ropa. Prepara una solución de 3 cucharadas de agua, 3 cucharadas de vinagre blanco y 1/2 cucharada de extracto de menta. Rocíala sobre la blusa o camisa que te pondrás ese día, tanto en la parte que entrará en contacto con las axilas como otras áreas donde sudas frecuentemente.
  2. Prepara una mezcla casera contra el mal olor de las axilas moliendo rábano, nabo y unas gotas de aceite de lavanda hasta formar una pasta que puedas untar sobre tu piel. Frota muy bien contra tus axilas, y elimina el exceso con una toalla de papel.
  3. Mezcla 3 cucharadas de bicarbonato de sodio con 1 cucharada de maizena o fécula de maíz. Frota este polvo contra tus axilas cada mañana, justo después de bañarte, y el olor en caso de que sudes en las siguientes horas disminuirá considerablemente.
  1. Finalmente, si sueles tener días muy agitados, intenta cargar contigo un paquete pequeño de toallas húmedas desinfectantes. El alcohol que contienen es muy útil para entrar discretamente al baño, pasar dos de ellas por tus axilas, y seguir adelante con tu día sabiendo que le pusiste un alto temporal al mal olor.

Autor: Oscar Avila

Comparte este artículo en

Escribe un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *