Cómo eliminar las espinillas

Aunque no padezcamos de acné crónico ni solamos tener brotes o granitos por distintas áreas de nuestro rostro, una espinilla aislada siempre puede aparecer de la noche a la mañana. Este tipo de espinillas de punta blanca son muy molestas porque causan comezón, abultamiento y enrojecimiento de la piel, lo que las hace muy notorios.

Sin embargo, también están las famosas espinillas subcutáneas o puntos negros, que si bien no enrojecen la piel le dan una textura sucia o grasosa. Aquí te enseñamos los mejores métodos para deshacerte de ambos tipos de espinillas usando ingredientes caseros.

Chico con espinillas

Foto de Caitlin Regan con licencia CC BY 2.0.

Pasos

  1. Para las espinillas de punta blanca, lo que debemos buscar es secar la grasa y desalojar a las bacterias que habitan en la piel inflamada. Para ello recomendamos que pruebes con alguno de los siguientes remedios. Si al día siguiente de aplicarlos no observas resultados, probablemente tu piel no reacciona favorablemente a esos ingredientes, pero siempre puedes probar con otro: todos son buenos, pero actúan mejor sobre distintos tipos de piel.
  • Muele un diente de ajo en un poco de leche entera. Toma un trozo de miga o migajón de pan, amásalo entre tus dedos y sumérgelo en la leche con ajo para que la absorba como si fuese una esponja. Aplasta el trozo de pan contra la espinilla para que la cubra por completo, y usa cinta de microporo o una gasa con algún otro tipo de adherente para fijarlo ahí durante toda la noche. Al día siguiente retira el pan, y la espinilla habrá dejado de estar inflamada; con un poco de suerte, incluso desapareció por completo.
  • Prepara una pasta con extracto de sábila o aloe vera, nuez moscada en polvo y unas gotas de aceite esencial de lavanda o de árbol de té. Aplica la pasta durante 20 minutos sobre las espinillas y enjuaga con agua tibia.
  • Mezcla una cucharada de miel con ralladura de naranja fresca, pepino rallado, canela en polvo y unas gotas de vinagre. Frota suavemente contra la espinilla durante un minuto y deja actuar durante otros 15 antes de enjuagar.
  • Crea una pasta con maizena (fécula de maíz), unas gotas de vinagre y el jugo de un diente de ajo aplastado. Aplica sobre una espinilla especialmente grande y déjalo actuar por toda la noche.
  • Mezcla una cucharada de miel con un poco de carbonato de magnesio en polvo. Aplica la pasta resultante sobre la espinilla, y deja actuar durante la noche.

  1. Para las espinillas de punta negra, el objetivo de los remedios cambia un poco. Ahora el objetivo es exfoliar la piel para permitir que los poros se desbloqueen y la grasa atrapada en ellos se expulse, dejando tu piel suave, sin brillo grasoso y sin puntos negros. Prueba con algunos de estos consejos para acabar con las espinillas de punta negra en casa:
  • Corta un trozo grande de un tomate rojo bien maduro. Embadurna su superficie con dos cucharadas de sal de grano grueso, y frótalo contra todas las zonas de tu rostro en las que observes puntos negros.
  • Corta un pedazo mediano de jabón neutro, y sumérgelo en agua caliente hasta que puedas deshacerlo con tus dedos si aplicas mucha presión. Colócalo en un tazón y sigue presionando para deshacerlo al tiempo que agregas una cucharada de azúcar. La pasta que se forme la puedes aplicar sobre las zonas con puntos negros de tu cara, y a la mañana siguiente tu piel estará exfoliada.
  • Mezcla dos cucharadas de sal de grano grueso con dos cucharadas de leche. Remueve perfectamente hasta formar una pasta, y aplica sobre los puntos negros masajeando ligeramente. Enjuaga con agua tibia después de 5 minutos.

  • Pon a hervir una taza de agua con hojas de cilantro, de tila o de hinojo (una mezcla de las tres también funcionará, así como dos bolsitas de té de tila y de hinojo). Retira del fuego y coloca el recipiente debajo de tu rostro para que el vapor abra tus poros y la esencia de las plantas los estimule. Para completar la exfoliación, saca dos cucharadas del agua de tu recipiente, y disuelve en ellas una aspirina para formar una pasta granulosa. Frótala suavemente contra los puntos negros para eliminarlos.

Autor: Oscar Avila

Comparte este artículo en

Escribe un comentario

Your email address will not be published. Required fields are marked *