Cómo evitar que la ropa se manche al lavarla

La ropa manchada puede ser uno de los más grandes problemas que afrontes al lavar. Si evitas que pase, puedes librarte del dolor de cabeza que significa tratar de quitar las manchas de color. Lee los siguientes pasos y consejos para saber cómo evitar que la ropa se manche al lavarse.

Cómo evitar que la ropa se manche al lavarla

  1. Lava las prendas junto con otras prendas de colores parecidos. Puedes mantener las prendas de colores que sabes que suelen manchar, como el rojo y el negro, en un grupo separado, pero también puedes lavar tu ropa según el color. Esto reducirá significativamente la posibilidad de que los colores de unas prendas se pasen a otras prendas y, si ocurre, será menos notorio.

    Agrupa las prendas por color.

    Foto de Sharon Mollerus con licencia CC BY 2.0.

  2. Evita llenar completamente la lavadora. Amontonar mucha ropa dentro de la lavadora puede hacer que las prendas se restrieguen unas contra otras y que los colores se transfieran. Puedes dejar tu ropa más limpia si esta tiene suficiente espacio para moverse dentro de la lavadora.
  3. Cuando laves la ropa, utiliza agua fría o fresca. El agua tibia y el agua caliente tienden a hacer que los colores se transfieran.
  1. Coloca tu ropa recién lavada en la secadora inmediatamente después de haber terminado el ciclo de lavado. Dejar las prendas húmedas unas sobre otras incrementa la posibilidad de que se transfieran los colores. Una ventaja de secar tu ropa inmediatamente después del ciclo de lavado es que quedará menos arrugada.

    Coloca tu ropa recién lavada en la secadora inmediatamente.

    Foto de Rickharp con licencia CC BY 3.0.

  2. Invierte en productos que ayuden a que la ropa retenga sus colores. Productos como los detergentes para ropa de color o los estabilizadores de tela puede mantener los colores en su lugar.
  3. Procura quitar las manchas tan pronto como aparezcan. Si has lavado mucha ropa y te das cuenta de que accidentalmente transferiste el color de una prenda a otra, elimina la mancha inmediatamente. Si dejas que la ropa se seque así, la mancha podría ser permanente. Si intentas remover la mancha lo antes posible, podrías regresar la prenda a su color original.
  4. Lava tu ropa inmediatamente si se moja por accidente. Los colores de las prendas se pueden transferir en cualquier momento y en cualquier lugar. El simple hecho de que tu ropa se humedezca puede generar que los colores se transfieran de una prenda a otra. Incluso la ropa que llevas puesta puede mancharse. Esto sucede particularmente con la ropa nueva.
  5. Procura comprar ropa no desteñible. La ropa no desteñible ha sido hecha para prevenir la transferencia de colores. Para determinar qué ropa es no desteñible, mira la etiqueta de la prenda y verifica si requiere ser lavada con otras prendas de color similar o por separado. Si la etiqueta indica que debes lavarla por separado, entonces no es no desteñible.

Consejos

  • Las telas duraderas, como el algodón, pueden ser más resistentes a las manchas que otros materiales más delicados.
  • La ropa oscura utiliza pigmentos oscuros y éstos pueden ser difíciles de quitar después de que se transfieren a otras prendas.

Advertencias

  • No laves la ropa blanca con ropa de ningún otro color. No importa que tan claro sea el color de la otra ropa, si la lavas junto con la ropa blanca, siempre existe la posibilidad de que el color se transfiera a tus prendas blancas.

Autor: Oscar Avila

Comparte este artículo en

Escribe un comentario

Tu email no se publicará.