Cómo hacerte un facial

¿Deberías hacerte un facial? ¡Claro! Te lo mereces y la piel de tu rostro lo necesita. Además, el cuidado de la piel adquiere más importancia conforme envejecemos.

Pero no tienes que ir a un spa para hacerte un facial. Puedes hacerte uno en la comodidad de tu propia casa. ¡Aquí te decimos cómo!

Cómo hacerte un facial

Cómo hacerte un facial

Pasos para hacerte un facial

  1. Recoge tu pelo hacia atrás con una diadema, una cola de hule o un broche para el cabello para mantener tu cabello lejos del rostro (mientras te haces el facial).

    Recoge tu pelo hacia atrás.

    Foto de Stilfehler con licencia CC BY-SA 3.0.

  2. Lava tu piel con agua tibia y aplica un limpiador para quitar las células muertas.

    Lava tu piel con agua tibia y aplica un limpiador para quitar la

    Foto de Luke Lehrfeld con licencia CC BY 2.0.

  3. Coloca un tazón con agua caliente, acerca tu cabeza a una distancia cómoda frente al agua caliente y cúbrete con una toalla, como si fuera una carpa sobre tu cabeza.

    Aplica vapor a tu rostro

    Aplica vapor a tu rostro

  • La toalla atrapa el vapor adentro. Simplemente mantente ahí por 2 minutos.
  1. Con tu cara aun húmeda, usa tu exfoliante y frótalo por toda la cara con movimientos suaves. Asegúrate de evitar el área de los ojos.
  2. Suavemente, limpia tu cara de nuevo con agua tibia.
  1. Aplica tu mascarilla facial de acuerdo a las instrucciones y detalles del producto.
  2. Coloca 2 rodajas frías de pepino sobre tus ojos y recuéstate por el tiempo que diga el producto de la mascarilla.

    Coloca 2 rodajas frías de pepino sobre tus ojos

    Coloca 2 rodajas frías de pepino sobre tus ojos

  3. Quítate las rodajas de pepino y enjuaga tu cara completamente con agua tibia.
  4. Échate agua fría suavemente en la cara.
  5. Seca tu piel ligeramente con una toalla en forma de pequeños golpes.
  6. Aplícate una crema hidratante ligera que no contenga agente de retina ni exfoliante.

    Aplícate una crema hidratante ligera

    Foto de Shawn Campbell con licencia CC BY 2.0.

Consejos

  • Debes hacerte un facial al menos una vez a la semana.
  • Después de quitarte la mascarilla puedes echarte agua fría o sumergir tu cara en un tazón con agua fría.
  • Puedes agregar menta o limón en el agua caliente para refrescar tu cara con el vapor y combatir la sinusitis.
  • Para la piel grasa, prueba una mascarilla de barro o de arcilla.
  • Para piel seca usa una mascarilla de gel o de crema.

Advertencias

  • No sumerjas tu cabeza en el agua caliente, sólo debes usarla para mantener una distancia cómoda lejos de tu cara para beneficiarte del vapor.
  • No hagas esto todos los días, sólo una vez a la semana. Ten en cuenta que es un facial no una rutina diaria.

Autor: Oscar Avila

Comparte este artículo en

Escribe un comentario

Tu email no se publicará.