Cómo quitar cera de la ropa

Quitar cera de la ropa puede ser muy difícil si intentas quitarla con agua, pero hay un método infalible para deshacerte de ellas en unos cuantos segundos. Sin embargo, es muy importante es que no intentes quitar la cera antes por medio de otro procedimiento, y tu ropa quedará impecable.

Pasos

  1. Consigue una bolsa grande de papel. También necesitarás tu superficie habitual de planchado, tu plancha para ropa.
  2. Rompe la bolsa de papel a la mitad.
  3. Coloca una de las mitades debajo del trozo de tela con la mancha de cera y la otra mitad de papel justo arriba de la cera.
  • Asegúrate que tanto el papel como tu prenda de ropa estén bien estiradas para poder pasar la plancha uniformemente.
  1. Ajusta la temperatura de la plancha a la mitad de su capacidad. Permite que se caliente durante un rato y entonces pásala con fuerza encima del papel que colocaste sobre la tu prenda.
  1. Notarás enseguida que empiezan a aparecer pequeñas manchas oscuras en el papel. Es la cera que se está derritiendo por el calor de la plancha, y con la presión que aplicas logras que sea absorbida completamente por la bolsa de papel, tanto en la mitad superior como la que colocaste debajo de la tela.
  • Es muy importante usar la mitad inferior de la bolsa de papel directamente debajo del área de tela manchada, como si los dos trozos de papel fueran hogazas de pan y lo único entre ellas pudiera ser esa sección de ropa con la mancha de cera. Si dejas que otra capa de tela esté antes que la bolsa, en lugar de que el papel absorba la mancha sólo estarás pasando la cera a otro pedazo de tela.
  • Si no puedes conseguir una bolsa de papel, puedes usar dos toallas de cocina encima de la ropa y otras dos toallas de cocina debajo de ella. Sin embargo, el papel de las toallas de cocina no absorbe tan bien la cera como las bolsas de papel, así que un viaje a la panadería para conseguir una bolsa grande bien vale la pena.
  1. Después de que diste varias pasadas con la plancha ya toda la cera visible quedó absorbida. Ahora puedes lavar tu prenda normalmente y quedará como nueva.
  • Un consejo: ahora que sabes como quitar la cera de tu ropa, la próxima vez que manches accidentalmente una prenda con ella, quítatela de inmediato y métela a tu congelador. Así ayudarás a que se vuelva sólida más rápido, y una menor cantidad de ella penetrará en las fibras de la ropa más delicada, sobre la que cualquier mancha causa más estragos.

Autor: Oscar Avila

Comparte este artículo en

Escribe un comentario

Tu email no se publicará.