Cómo saber si alguien te ama

Cada relación es diferente. Antes de preguntarte si alguien te ama, debes saber que necesitas conocer a esa persona, y conocerte a ti mismo, para saber si la forma en que tu pareja se comporta contigo realmente está reflejando un interés profundo por ti, y si considera tu presencia en su vida como uno de los elementos más importantes en ella (probablemente sea el más importante, pero no puede ser el único; saber que tu pareja sigue interesándose por su familia, amigos, incluso su trabajo, es una buena forma de saber que te ha incorporado como una prioridad permanente, que no serás sólo una obsesión pasajera que ocupa todo su tiempo ahora pero que dejará de parecer tan importante cuando el fútbol o los cafés con las amigas de la escuela vuelvan a recuperar su atractivo).

Así que ya lo sabes: si deseas saber qué señales puedes encontrar en tu relación para saber si eres amado o amada, necesitas imaginar qué clase de señales en específico tu pareja puede estarte dando, según su personalidad, o las circunstancias en la vida personal de ambos justo ahora.

Foto de  Kent Nguyen  con licencia CC BY 2.0.

Foto de Kent Nguyen con licencia CC BY 2.0.

No todas las relaciones son igual de sencillas, pero necesitas saber cuándo vale la pena seguir luchando por estar junto a un hombre o una mujer que te ama, y cuándo es mejor seguir con tu vida porque a esa otra persona simplemente no le importas tanto.

Cómo saber si alguien te ama

  1. Si tu pareja realmente piensa en ti de una manera profunda, tu recuerdo puedo venir a su mente en cualquier momento. Si de vez en cuando te llega un mensaje de texto suyo, diciéndote que se acordó de ti porque está escuchando una canción, o porque vio un paisaje que te habría gustado ver, definitivamente es una buena señal.
  2. Tal vez sea la persona más torpe del mundo, pero un hombre o mujer enamorado de ti necesitará expresar lo que siente con su cuerpo. A algunos les resultará muy fácil darte un abrazo mientras caminan juntos, tomarte espontáneamente de la mano durante una conversación a la mesa, acercar su cabeza hacia ti en la fila del banco… Pero también habrá otros que quizá crecieron en un ambiente muy estricto, que tal vez de pequeños aprendieron en la escuela a permanecer callados y bien quietecitos, o que por cualquier razón no se sienten cómodos expresando afecto con movimientos corporales. Entonces probablemente lo que verás es cómo tu pareja sufre por intentar moverse, por poner un brazo sobre tus hombros cuando no sabe cómo hacerlo; pero incluso en estos movimientos incómodos, tú puedes sentir la intención detrás de su lenguaje corporal. Ve también lo que dicen sus ojos, escucha su respiración, intenta “sentir” si ella o él se también se siente feliz cuando tú estás cerca.


  1. No pienses en qué tan seguido te busca, sino por qué quiere hacerlo. Hay dos partes diferentes sobre este tema.
  • Primero está el asunto de los mensajes de texto, las llamadas por teléfono, los tweets y demás formas de estar en contacto. Quizá te preocupa que el hombre o la mujer con la que sales no se sienta tan enamorado de ti porque no está pensando en contactarte tan seguido como tú desearías saber de él. Aquí debes pensar que cada persona es distinta, y necesitas respetar el estilo de comunicación de tu pareja. Algunos son felices enviándote mensajitos todo el tiempo, por cualquier tontería, y realmente es un pretexto sincero para hacerte saber que están pensando en ti. Otros pueden meterse de lleno a su rutina, a su trabajo y otras ocupaciones del día, y quizá en un día entero, o dos o tres, no escuches nada de ellos. Pero si tu novio o novia pasa un par de días sin establecer ningún tipo de comunicación contigo, piensa en para qué vuelve a contactarte. Tal vez te envía un pensamiento muy romántico que te hace sentir de maravilla, o tal vez te dice que pasaste por su cabeza demasiadas veces en ese tiempo y que no puede esperar por volver a verte. No importa tanto lo mucho que te escriba o llame, sino qué tan genuinos son sus motivos para llamarte. Si sólo se roba unas líneas baratas de internet, probablemente es su táctica para cumplir con la “obligación” de escribirte algo, pero aun cuando te mandara cien mensajes al día asegurándote que te ama, tú puedes no sentir que eso realmente va dirigido a ti, que sus palabras te afectan en forma real.
  • Y relacionado con el primer asunto, ahora tenemos que habla de sexo (tatatán…). Seamos honestos, a todos nos cuesta un poco de trabajo diferenciar el deseo del amor, porque a veces puedes desear demasiado a la persona a la que amas. El sexo es divertido, es saludable, es un placer infinitamente natural y nunca deberíamos sentirnos avergonzados de buscarlo. Pero si tu pareja realmente te quiere, entonces no sólo te deseará físicamente. Deseará tu voz sólo porque el sonido le trae buenos recuerdos, deseará tus palabras porque tus ideas le parecen increíblemente valiosas, deseará tu risa porque le hace sentir reconfortado, y sí, por qué no, deseará tu cuerpo porque piensa que no pasado momentos más felices que aquellos en los que tu piel ha vibrado junto a la suya por un rato. Puede que tu pareja sólo te contacte de vez en cuando, pero si al hacerlo logra hacerte sentir que realmente le importas, entonces esa llamada breve o el mensaje ocasional son mucho más valiosos que tu perfil de Facebook lleno de publicaciones con corazoncitos que a ti no te dicen nada. Si tu intuición te dice que detrás de todos sus mensajes de amor está sobre todo la espera por la siguiente oportunidad de llevarte a la cama, algo no va tan bien entre ustedes. Y no creas que sólo aplica si estás leyendo esto para saber si un hombre te ama; las mujeres también pueden mantener a un hombre o a otra mujer en suspenso, empujándolos a una relación que se sostiene sólo en el sexo. Claro, si sólo eso es lo que quieres entonces los dos pueden estar en la misma sintonía, pero si te interesa encontrar el amor, entonces tienes todo el derecho a esperar algo más.
  1. Si alguien te ama, entonces entras en sus planes a futuro. ¿Qué tan a futuro exactamente? Eso depende de sus situaciones personales. Piensa en que es muy difícil pensar en que dos vidas distintas podrán coordinarse por todos los años que les resten para estar juntos. Tú tienes tu idea de metas profesionales y aspiraciones familiares, y tu novio o novia tendrá también las suyas propias. Quizá crea que formar una familia no entra en sus planes inmediatos, pero buscará con mucho empeño pedirte que vivan juntos después de un tiempo, sólo ustedes dos. Quizá sea la mujer o el hombre más convencional y desde apenas unos meses después de iniciado el noviazgo esté pensando en pedirte matrimonio, pero no lo hará porque sabe que es en tus planes donde no entra esa idea corto plazo. Lo importante es que si alguien realmente valora su presencia en tu vida, entonces te hará saber lo importante que es para él o ella intentar hacer todo lo posible por continuar la relación hasta que un motivo realmente insuperable deba separarlos. Con un poco de suerte, ese motivo nunca llegará, y estarás en una de esas relaciones verdaderamente plenas, que durará por años y años. Sólo no te obsesiones con esa idea: tu pareja pueda amarte y dar un paso a la vez; sin importar si justo ahora puede hacer planes a corto, largo o mediano plazo, encontrará la forma de hacerte saber lo importante que sería contar con tu compañía en ellos.
  1. Un amigo siempre va a amarte. Tal vez no te amará como se ama a una pareja, pero te amará porque tu vida es increíblemente valiosa para él o ella. Así que quizá la mejor manera de saber si eres amado en tu relación, es comprobar que tu novio o novia considera valiosa la amistad entre ustedes. La confianza entre ambos, el deseo de compartir recuerdos íntimos, la voluntad de abrirte ante la persona amada; todos son síntomas que si vienen de las dos partes pueden asegurarte que ese hombre o mujer te ama en todos los registros que se puede amar a una pareja: emocionalmente, intelectualmente, eróticamente, y, al mismo tiempo, como se ama a un amigo. Quizá no tu mejor amigo, ése al que le cuentas todo y conoces desde que los dos se sacaban los mocos. Pero si a un amigo extremadamente especial, junto al que deseas compartir los aspectos más significativos de tu vida.

Autor: Oscar Avila

Comparte este artículo en

Escribe un comentario

Tu email no se publicará.