Cómo tener una relación de largo plazo

Las relaciones de pareja no se mantienen a largo plazo por sí solas. Para tener una relación de largo plazo debes crearla constantemente. No des por hecho que va a ser una relación de largo plazo sólo porque existe en este momento (si es que ya existe). Aunque exista actualmente, una relación de pareja se debe seguir creando día a día y aquí te damos algunos consejos para hacerlo.


Pasos

  1. Empieza simplemente cultivando una relación de amistad con la persona con la que estás buscando una relación amorosa de largo plazo. Esta etapa es vital ya que te permite aprender más de tu pareja, así como confirmar o no tus sentimientos hacia una relación amorosa con esa persona.

  2. Deben decirse el uno al otro todo. Si hay algo que no te gusta sobre él/ella, dile cómo te sientes. La relación no va a funcionar a menos que establezcan sus diferencias.
  3. Nunca engañes. El engaño ha arruinado muchas relaciones. Estar con alguien más hará que tu pareja se pregunte por qué alguien más sería mejor que ella. Si estás seriamente considerando engañar a tu pareja, debes considerar mejor terminar la relación para que tu pareja no salga herida.
  4. Sé espontáneo. Sorprende a tu pareja con entradas para un concierto o boletos para una película. Cuando el clima lo permita, un picnic sería muy romántico o una caminata a la orilla de un lago. Incluso las flores más simples a la entrada de la casa con una nota romántica podrían causar un impacto positivo.
  5. Pasa tiempo con esa persona. Pero tampoco se trata de querer pasar tanto tiempo el uno con el otro al grado de que se fastidien.

    Pasa tiempo con esa persona.

    Foto de Alessandro Valli con licencia CC BY 2.0.

  6. Dile a tu pareja cuanto la quieres. Si no lo haces a menudo, va a sentirse descuidado y como si a ti no te importaran lo suficiente.
  7. Establece un compromiso. El amor no es siempre una sensación que te invade de manera espontánea. A menudo es una decisión consciente. Decidir pasar por alto las diferencias, decidir lidiar con los errores de buena manera, decidir hacer por esa persona todo aquello que sabes que la hará sentir especial. Tener a alguien por quien poner a un lado tus propios deseos para hacerte sentir especial es increíblemente halagador y reconfortante. Haz esto por tu pareja y mira como la relación florece.
  1. Partiendo del hecho de que la base de una buena relación de largo plazo es el amor, podemos ver como se define el amor. Sternberg (un psicólogo que estudió el amor) propuso en un artículo sobre los diferentes aspectos del amor. En breve, hay tres componentes vitales del verdadero amor, estos componentes son intimidad, pasión y compromiso. La parte de intimidad del amor es la de tus amigos; disfrutas pasando tiempo juntos y han crecido bastante cerca dentro de los reinos de una “atracción de la personalidad”. Al aspecto de la pasión se le puede atribuir el fracaso de muchas relaciones. Aunque la atracción física es necesaria en una relación, no se debería actuar sobre este sentimiento sin antes tener absolutamente satisfecha la parte de la intimidad. Si te vas de cabeza a la pasión sin considerar las necesidades de un amigo muy cercano, alguien va a salir herido. El aspecto final, e igualmente importante, es el compromiso. Hay dos formas de compromiso, a corto y a largo plazo. El compromiso a corto plazo es el pensamiento de decir simplemente “Quiero a esta persona” esto puede no significar necesariamente un compromiso a largo plazo, pero es la elección inicial que hace uno antes de empezar una relación. El aspecto de largo plazo (que es el que estamos discutiendo) es la elección de permanecer con esa persona por un período largo de tiempo. Cuando todos los aspectos son satisfechos, es posible lograr una relación a largo plazo.

    Aplica la definición del amor.

    Foto de Jeffrey Keeton con licencia CC BY 2.0.

  2. Ahora que entiendes completamente lo que es el amor, puedes hacer tus propios razonamientos sobre lo que se necesita hacer. Aunque no necesariamente tienes que cubrir todos los aspectos a la vez (por ejemplo, algunas partes pueden venir más tarde en la relación), usualmente todos necesitan estar presentes para mantener una relación a largo plazo saludable.

Consejos

  • La comunicación puede ser la clave. Aunque al principio puede haber nervios y temores, es todo parte del grupo. Con el tiempo, sin embargo, necesitas ser totalmente franco con esa persona y hacerle saber cómo te sientes.
  • ¡Recuerda tomarlo con calma! Una relación a largo plazo es algo en lo que hay que trabajar, no es algo que surge y ya. Asegúrate de que ni tú, ni tu pareja se sientan incómodos con ningún aspecto de la relación.
  • Asegúrate que estás con alguien que realmente quieres. No te digas a ti mismo que vas a estar con alguien para siempre simplemente porque te gusta la forma que son sus ojos o lo tonificados que tiene sus abdominales.
  • No te sientas ofendido si dice algo con lo que no estás de acuerdo. Si no le gusta el lugar al que quieres llevarlo a cenar, ve a algún otro sitio donde ambos se sientan a gusto, incluso si no te gusta mucho ese sitio.

Advertencias

  • Podrías estar en la “zona de amigos” por bastante tiempo antes de empezar una relación.
  • Si piensas que tu pareja te está engañando, busca señales, como marcas de chupetones que no le has dado tú, quedarse en la oficina tarde (en la escuela), etc. Luego no hagas un escándalo, pero confróntale con algo como “He notado que tienes un chupetón, o lo que sea, ¿podrías decirme como te lo hiciste?
  • Si tu pareja no te demuestra cuánto te quiere a menudo, no te sientas ofendido. Probablemente esté pasando por unos días bajos o semanas o meses. Siempre es mejor darle apoyo.

Autor: Oscar Avila

Comparte este artículo en

Escribe un comentario

Tu email no se publicará.